jueves, 4 de agosto de 2016

RESPUESTA A CARLOS ABAGA AYINGONO ¿QUÉ HAREIS LOS NDOWÉ CON LOS FANG Y BISSIÓ QUE VIVEN EN LA PROVINCIA DEL LITORAL?

¿QUÉ HAREIS LOS NDOWÉ CON LOS FANG Y BISSIÓ QUE VIVEN EN LA PROVINCIA DEL LITORAL?

Bàtta 01/08/2016
Ikkelenge ja Dikôssó

Ante la inminente Declaración Unilateral de Independencia de Ikùmé- Mbongó (País Ndowé), como resultado de casi medio siglo de violaciones de los Derechos del pueblo Ndowé, he entendido, que el político de la CORED D. Carlos Abaga Ayingono de acuerdo  con sus manifestaciones, no son graves las violaciones de nuestros Derechos y, pretende negar los derechos que asisten al pueblo Ndowé preguntando a los Ndowé: ¿QUÉ HAREIS LOS NDOWÉ CON LOS FANG Y BISSIÓ QUE VIVEN EN LA PROVINCIA DEL LITORAL?
En esta ocasión, vengo a decirle o a darle las razones por las que considero inviable una Guinea Ecuatorial post Obiang y, sinceramente, mi convencimiento es también a pesar de derramar muchas lágrimas y con un montón de dolor en mis entrañas.  
Tal cual venimos sosteniendo  un grupo de mujeres y hombres  ndowé a cerca de la imposibilidad del panafricanismo razón por la que se nos ha satanizado como mínimo e incluso en ocasiones miembros del colectivo fang han arrojando graves insultos contra nosotros. Miren por dónde  siete años después, se suma de nuevo a nuestra opinión valientemente y en público en una de las múltiples conferencias organizadas por la UNED sobre Guinea Ecuatorial, otro  fang, D. Amancio Gabriel Nze sosteniendo la misma teoría Ndowé sobre la imposibilidad de un panafricanismo africano declarando el Conferenciante: “el panafricanismo no podía darse por consecuencia de las múltiples divisiones que existen en las sociedades de los diferentes estados africanos actuales diseñados desde occidente.”
Es decir, no estamos unidos de manera voluntaria, de lo contrario, vean el caso de cualquiera de los Estados de nuestro entrañable continente. En Senegal tenemos  el problema de los  ciudadanos autóctonos de la “Casamance” frente a los senegaleses  de Dakar,  bien sean estos Wolof, Pular o Serer, los gobernantes de turno en el  gobierno central dirigido desde Dakar. Tengan presente que esta cuestión viene ya desde la época colonial cuando gestionaban los franceses el actual estado senegalés. El nacionalismo Dyola antes de la descolonización ya combatía su situación ante los mencionados franceses y, en la actualidad estos lo siguen haciendo con cualquiera de los diferentes gobiernos de Dakar, fueran del signo u orientación tribal que  fueran.
En el caso del pueblo Ndowé, sepan ustedes que tras el incumplimiento por parte de España de las condiciones pactadas  con la monarquía española a través de su representante  Lerena y, siempre con anterioridad a la fecha de 1885-86, fecha que a la sazón corresponde con la tan comentada Conferencia de Berlín, donde entre otras cuestiones se trató sobre el reparto de África, el pueblo Ndowé ya estaba a disgusto con la manera de gestionar los españoles  nuestros territorios.
En las postrimerías de los años 30 (1930), empezaron a realizarse las primeras manifestaciones del Nacionalismo Ndowé. Nacionalismo que desde entonces hasta nuestros días se ha tratado de  apaciguar, en ocasiones de manera  agresiva con encarcelamientos arbitrarios e incluso con  muertes de los miembros de  ese pensamiento nacionalista Ndowé, tanto por la monarquía española como por las diferentes tiranías Fang que vienen mal gestionando  la actual Guinea Ecuatorial.

Conflictos como estos tenemos en el continente africano a mansalva y, a saber obedecen a dos actitudes:
A.-    La primera es la del reparto de nuestro continente por los occidentales, por no haber considerado las relaciones de convivencia que imperaban entre los pueblos que se encontraban en aquel entonces en esas parcelas, hoy estados prefabricados,  de manera arbitraria.
B.-    En segundo término, el exacerbado deseo de los pueblos mayoritarios de los estados prefabricados africanos, por considerar que el hecho de ser mayoría en un estado implica de manera proporcional, disponer de una patente de corso para hacer y deshacer sin considerar las voluntades de los otros pueblos con los que deben coexistir. Tanto en el caso de los Dyola en Senegal  como el de los Ndowé en Guinea Ecuatorial, a través del continente negro podemos extraer muy variados ejemplos y todos del mismo corte conflictivo.
Los pueblos que consideran que, su condición de tener   mayor  número de individuos les otorga el derecho de pisotear las voluntades de  otros pueblos mal llamados minorías y que no hay que contar con ellos, están errando de manera abrumadora. De allí que considero, entiendo  y sostengo que una Guinea Ecuatorial post-Obiang no es viable si no es en los términos de igualdad de condiciones entre los pueblos afectados; al igual que en África no podrá prosperar el panafricanismo mientras no se solucionen de raíz estos conflictos que tienen los pueblos de nuestro  continente africano en sus respectivos Estados. Ronda la estupidez que dichos pueblos de mayor número de individuos pisoteen a los pueblos de menor  número de individuos que reclaman la solución Federal en su propio Estado, al mismo tiempo, esos mismos inquisidores de las voluntades de los pueblos de menor número de individuos, hablen de panafricanismo.
Reafirmo mi pensamiento, cuando observo nuestra trayectoria y  me doy cuenta que, cuando no se nos trata de apestosos nacionalistas y  secesionistas, se nos viene considerando como unos meros descerebrados alejados de la realidad. Una realidad artificial forjada y  forzada por  el poder establecido en la actualidad y, que es amparada por el pueblo Fang desde sus orígenes con  las arbitrarias persecuciones a  nuestro nacionalismo justo y justificado, a pesar de que en la actualidad, los Fang  pretenden discrepar defendiendo lo indefendible con mayor sutileza. Solo siete años llevamos en el escenario político nacional e internacional y, a lo largo y ancho de este período son varias las propuestas que hemos presentados al régimen tiránico y al pueblo Fang tanto del exilio como a los del interior de Guinea Ecuatorial  y paradójicamente, las respuesta que han arrojado  ambos sectores Fang  han sido la  misma; es decir, silencio sepulcral como sistema de un rechazo radical y absoluto  por la simple razón de que las propuestas son originarias del colectivo Ndowé, que pretenden refundar un Estado para que todos los pueblos Ambo, Bissio, Bubi, Fang y Ndowé, tengamos cabida y en términos de igualdad de condiciones en  la futurible Guinea Ecuatorial. A continuación  para disipar cualquier atisbo de debate fuera de lugar me va a permitir relatar las diferentes propuestas presentadas por los Ndowé al gobierno de la Guinea Ecuatorial y a todos los pueblos de Guinea  que han sido ignoradas, por lo tanto rechazadas por el gobierno Fang de la nación y, con un despectivo silencio al igual que por parte del colectivo del pueblo Fang.
1.   LEY DE IGUALDAD GUINEANA

2.   LEY DE TRANSPARENCIA INFORMATIVA

3.   PLAN CONSENSUADO DE RECONCILIACIÓN NACIONAL  Y RESTAURACIÓN DEMOCRÁTICA PARA GUINEA ECUATORIAL

4.   AM.BI.BU.ND.FA

5.   TRATADOS DE HONOR Y PACTOS ETNICOS

6.   CONTRAPROPUESTA AL DIÁLOGO NACIONAL EXCLUYENTE
En resumidas cuentas, he concluido que los Fang no están por la labor de  diseñar una Guinea Ecuatorial similar a la deseada por los otros pueblos que no somos fang. He concluido en que los Fang abrazan una “democracia a lo Fang”,  con un fang al frente de la jefatura del nuevo estado, aventajando a los Fang y pisoteando a los demás puestos. Eso muy bien lo sabe usted D. Carlos  y, quedó conformado por el señor Ela Abeme, cuando aseveró: “nada le gustaba más a un Fang  Beti como la ostentación del poder” y, si este es  ejecutado de manera autoritarias y absoluta, mejor que mejor.”
No me tache usted D. Carlos de tribalista porque he sido educada en el respeto absoluto para con mis semejantes y la educación asimilada por mí es contradictoria con una actitud tribalista. Si por razones cuantitativas los Fang en Guinea Ecuatorial se pueden permitir ciertas licencias que se encaminen a avanzar con velocidad ralentizada, yo en cambio, entiendo que los pueblos distintos al Fang al menos en Guinea Ecuatorial, tan perniciosa es la tiranía para nosotros como  escaso es el tiempo que nos separa de la absoluta desaparición en ese país.
Imagínese por un momento que se diera el caso de que un guineo-ecuatoriano creara una empresa de pingües resultados económicos en la República Unida del Cameroun. Por un momento consideremos  que el propietario de la empresa sistemáticamente viene dispensando un trato inhumano, déspota y fuera de la ley a sus trabajadores, ¿no estima usted D. Carlos que el dolor producido sería mayor en los Cameruneses que en los demás elementos de la plantilla de la empresa? Sencillamente esto sería así, porque el trabajador nacional estaría más dolido por la sencilla razón de hallarse en su casa y en cambio el trabajador foráneo tendría la justificación de sostener que, ese es el peaje a pagar por no estar en su país de origen. Pues esa es la misma sensación que tenemos los Ndowé cuando el estado Fang o cualquier fang nos discrimina  en nuestra propia tierra.
Ahora sí D. Carlos Abaga Ayingono, antes de  responder a su pregunta sobre ¿qué vamos a hacer con los Bissio y Fang que también  viven dentro de los territorios ndowé? Primero voy a darle dos lecciones que no debería olvidar jamás en su vida:
1.   Las posibles graves consecuencias que pudieran derivar de la acción de la justicia  ante un delito consumado, no pueden ser utilizados como defensa. Eso quiere decir, que no puede usted asesinar a una persona, llegar a Juicio y ante la convicción de una sentencia de muerte por ejemplo, pretender escapar del dictamen preguntando al Juez ¿Si me ejecutan, qué será de mis hijos?

2.   Las víctimas de  los delitos cometidos contra las victimas Ndowe, estaban donde los encontraron sus verdugos y los atropellaron. Eso quiere decir D. Carlos, que no puede usted asesinar a una persona y alegar como defensa, que tu víctima estaba en el sitio equivocado y a la hora equivocada.
Con ello quiero decir D. Carlos, que el Fang que no haya cometido delito contra el pueblo Ndowé, vivirá en paz en territorio Ndowé. El que lo haya cometido, responderá ante la justicia.
Una vez sentado esto, desde mi pensamiento le garantizo para empezar, que les vamos a dispensar todos aquellos derechos que nos hubiera gustado que el Gobierno de la Guinea Ecuatorial nos hubiera dispensado y que con el consentimiento y el silencio del pueblo Fang nunca se nos ofreció. En segundo lugar, tenga usted presente  que yo  contrario que muchos Fang, no vinculo independencia con la expulsión de nadie, como lo hicieron los Fang con los blancos; el extranjero y del colonizador. No entiendo la independencia como el abuso a “barra  libre” contra el extranjero, cosa que sucede en la actualidad en Guinea Ecuatorial. Mi concepción de la independencia la entiendo como una autogestión de la gobernabilidad desde  el mayor respeto a la Carta de las Naciones Unidas,   el cumplimiento a pie de la letra de todos los artículos de la Declaración Universal  de los Derechos del Humanos.
De hecho, no solo los Bissió han convivido durante muchos años con nosotros, sino que, a la muerte del Rey Vilangwa vya Metyeba de Bomudi, a falta de descendencia masculina, los Ndowe de Bomudi hicieron del Bissió Mâkâmânî Jefe de Bomudi. Tras la muerte de este, de nuevo los Ndowe de Bomudi accedieron que su hijo Mbula a Mâkâmânî continuase en la Jefatura de Bomudi. Con el fallecimiento de este último,  su hijo Rosendo Mâkâmânî le sucedió en la Jefatura Ndowe de Bomudi. Como verá D. Carlos, los hechos demuestras la catadura democrática de los Ndowe. Por lo tanto, solo una mente enferma podría pensar que ahora los Ndowee pudieran hacer de los Bissió lo que han hecho los Fang de los pueblos no Fang de Guinea Ecuatorial.
Ahora en relación a los Fang, haríamos con ellos  exactamente lo que hacen los alemanes allá con usted donde vive. En Ikùmé- Mbôngó (País Ndowé) les respetaremos, prestándoles a los Fang los servicios necesarios para el justo desenvolvimiento de una vida digna en los territorios que estén bajo la responsabilidad del gobierno de Ikùmé Mbôngó.
Nosotros los Ndowé estamos dispuestos a demostrar no solo a los guineanos sino, a todos los africanos y a la totalidad de los ciudadanos del mundo, que es posible otro talante político en nuestro continente. Nos estamos esforzando por obtener  las condiciones necesarias para articular un bloque de gente capaz de asumir el rol del Estado y trabajar arduamente en beneficio de una calidad  de vida de aquellos ciudadanos Ndowé y extranjeros que su digna existencia como seres humanos esté bajo la responsabilidad nuestra; Gobernabilidad que ejerceremos  en el ejercicio de nuestras funciones como Gobierno de nuestros territorios y, le aseguro que lo vamos a hacer y nos vamos a situar ante los ojos del mundo como la primera democracia real del continente africano. Cuando en ese escenario estemos, le garantizo que  no les negaremos a los Fang la asistencia en calidad de refugiados a fin de luchen contra la tiranía que hoy sostienen  ignorando nuestras  propuestas encaminadas a finiquitar el Estado tiránico, familiar, clánico, tribal, étnico y excluyente Fang de Guinea Ecuatorial.
Se les advirtió, que en el momento en que el pueblo Ndowé diese el primer paso hacia la Independencia, no habría vuelta atrás. Ese paso ya se ha dado. Ahora, resolverá el Tribunal Internacional de Justicia. Si tan machos son, plántele cara al TIJ desoyendo y despreciando la resolución que de dicha magna instancia salga.

¡He dicho!...